31 May 2023

7. POESÍA ESTADOUNIDENSE. CHARLES WRIGHT

-06 Jul 2020

 

Miguel Ángel Zapata, poeta peruano, traduce algunos poemas de Caribou (Farrar, Strauss and Giroux, 2014) de Charles Wright, uno de lo poetas estadounidenses más destacados.  

 

  

CHINOISERIE III

 

After 77 years, who’s not a pitiful sight?

Only the blackbirds know my thoughts,

                                                            a couple of spots

In the cattails and pond reeds.

The mountains stretch away, the cloud mountains and the green

     mountains.

 

Such an old song, such old words

As they drift across the creek.

                                               Late night lingers, water murmurs.

I’ve listened to wind-spool all my life.

And now this,

         the slow grind-down of things, the birds settling down for

               the night.

 

 

CHINERÍA III

  

Después de los 77 años, ¿quién no es una traza

lamentable?

Solo los mirlos conocen mis pensamientos,

    un par de lugares

En las espadañas y las cañas del estanque.

Las montañas de nubes y las montañas verdes se expanden.

 

Una canción tan antigua, viejas palabras

cruzan el arroyo a la deriva.

                                        Tarde persiste la noche, murmura el agua.

He escuchado el sonido del viento toda mi vida.

Y ahora esto,

        la lenta molienda de las cosas, los pájaros acomodándose

               para la noche.

 

 

NEXT-TO-LAST GASP

 

Butterflies mass by the hundreds in the dip of the road

                                                            besides the creek bridge.

 

Spiders crabbing across the bleached boards

Of the cabin steps, no-see-ums massing in clouds

                                                             outside the window.

 

Hummingbirds gone, gophers in burrows.

Thistles appear in shaded places,

                                                as does the lavender star plant.

 

Dry end of August. Grasshoppers fly

In bumps and starts and short hops

Toward the brown, long-bladed killing fields of September.

I pooch them along with every step,

Yellow and khaki, diaphanous wings into the future.

 

 

PENÚLTIMO JADEO 

 

Cientos de mariposas se acumulan en la pendiente de la carretera

                            al lado del puente del arroyo.

 

Las arañas se deslizan a través de las tablas blanqueadas

de los escalones de la cabaña, sin que nadie las vea se amontonan en

las nubes fuera de la ventana.

 

Los colibríes desaparecidos, los topos en sus madrigueras.

Los cardos aparecen en lugares sombreados,

al igual que la estrella de lavanda.

Seco fin de agosto. Los saltamontes vuelan

Con golpes y saltos cortos

Hacia los pardos y filudos campos muertos de septiembre.

Los persigo a cada paso,

Amarillo y caqui, alas diáfanas hacia el futuro.

 

 

ROAD WARRIORS

 

My traveling clothes light up the noon.

I´ve been on my way for a long time

                                                      back to the past,

That irreconcilable city.

Everyone wants to join me, it seems, and I let them.

Roadside flowers drive me to distraction,

                                                             dragonflies

Hover like lapis lazuli, there, just out of reach.

 

Narrow road, wide road, all of us on it, unhappy,

Unsettled, seven yards short of immortality

And a yard short of not long to live.

Better to sit down in the tall grass

                                                   and watch the clouds,

To lift our faces up to the sky,

Considering-for most of us- our lives have been one constant

     mistake.

 

 

GUERREROS DEL CAMINO

 

Mi ropa viajera ilumina el mediodía.

He estado caminando por mucho tiempo hacia el pasado.

Esa ciudad irreconciliable.

Al parecer, todos quieren acompañarme, y los dejo.

Las flores en los bordes me distraen, las libélulas

Flotan como lapislázuli, ahí, fuera de alcance.

 

Camino angosto, camino ancho, todos nosotros metidos en él,

Infelices, inestables, a siete metros de la inmortalidad

Y a un metro menos de no tanto por vivir.

 

Es mejor sentarse en la hierba crecida, mirar las nubes,

Y levantar nuestras caras al cielo,

considerando, que, para la mayoría de nosotros,

nuestras vidas han sido un error constante.

 

 

THINGS HAVE ENDS AND BEGINNINGS

 

Cloud mountains rise over mountain range.

Silence and quietness,

                            sky bright as water, sky bright as lake water.

Grace is the instinct for knowing when to stop. And where.

 

 

LAS COSAS TIENEN FINALES Y COMIENZOS

 

Montañas de nubes se elevan sobre la cordillera.

Silencio y quietud,

Cielo brillante como el agua, cielo brillante

Como agua de lago.

La gracia es el instinto de saber cuándo parar. Y dónde.

 

Charles Wright: entre mirlos y montañas de nubes 

Por Miguel Ángel Zapata

 

Charles Wright (1935-Pickwick, Tennessee) es una de las figuras fundamentales de la poesía estadunidense del siglo veinte. En su poesia se percibe un lenguaje equilibrado y siempre en constante relación con la naturaleza. Wright nos descubre una naturaleza relacionada con la vida, el devenir del tiempo, y una prístina espiritualidad. Lo espiritual puede aparecer en la visión de un arroyo, el vuelo de un cormorán, o una masa de mariposas perdidas entre las nubes. Como el mismo lo ha admitido, sus poemas son producto de lo que ve, no de una idea predeterminada. Primero la visión, enseguida la idea fluye. En sus poemas se perciben las voces bien asimiladas de Tu Fu, Gerard Manley Hopkins, Erza Pound, William Carlos Williams, Wallace Stevens, Eugenio Montale, y Theodore Roethke. Charles Wright estudió en el Davison College, y en el Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa. También sirvió cuatro años en el ejército de los Estados Unidos en Italia, y fue en ese país donde Charles comenzó a leer, y a escribir y traducir poesía. Es autor de más de 20 libros de poemas y de traducciones de la obra de Eugenio Montale y Dino Campana.  En 2014, fue nombrado poeta laureado de los Estados Unidos. Con su libro Black Zodiac (Zodiaco negro) obtuvo varios reconocimientos importantes como el Premio Pulitzer de poesía, y el Premio del Circulo Nacional de Críticos. En la actualidad es Canciller de la Academia de Poetas Americanos, y profesor emérito de la Universidad de Virginia, donde enseñaba literatura, además de dar cursos de creación literaria. Entre sus libros más recientes figuran: Caribou (Farrar, Straus and Giroux, 2014); Bye-and-Bye: Selected Late Poems (Farrar, Straus and Giroux, 2011); Outtakes (Sarabande, 2010); y Sestets: Poems (Farrar, Straus and Giroux, 2009).

 

 

 

Miguel Ángel Zapata, poeta y ensayista peruano, es una de las voces fundamentales de la actual poesía hispanoamericana. Ha publicado recientemente Un árbol cruza la ciudad (Lima, 2019), Degollado resplandor. Poesía selecta de Blanca Varela (Santiago, 2019), y Con Dylan Thomas volando por Manhattan (Antología personal, Buenos Aires Poetry, 2018). Ha publicado también varios libros de ensayos sobre poesía y arte, antologías de poesía peruana, española, y latinoamericana. Ha traducido al español la poesía de Theodore Roethke, Charles Simic, Louise Glück, Mark Strand, Yusef Komunyakaa, y Charles Wright. Salió en italiano una antología de su poesía “Uno escribe poesía caminando” con traducciones de Emilio Coco (Ladolfi Editore, 2016). Es profesor de literatura latinoamericana y director del M.F.A en Hofstra University, Nueva York. 

   

Miguel Ángel Zapata, celebrated Peruvian poet and essayist, has recently published Un árbol cruza la ciudad/A Tree Crossing the City (Lima, 2019), Degollado resplandor.  Selected poetry by Blanca Varela (Santiago, 2019), and Con Dylan Thomas volando por Manhattan (Personal Anthology, Buenos Aires Poetry, 2018). He has also published several books of essays on poetry and art, and several anthologies of Peruvian, Mexican, and Latin American poetry. He has also published an anthology of his poetry Uno escribe poesía caminando, with translations by Emilio Coco (Ladolfi Editore, 2016). He is a professor of Latin American literature and the MFA Director at Hofstra University, New York.



Compartir