26 Feb 2021

17. POESÍA ARGENTINA. MARGARITA DRAGO

-12 Jul 2020

 

APOCALIPSIS

 

Se agolpa el viento en las ventanas

brama como animal herido

trae en sus fauces el fétido aliento 

de las bestias humanas

derriba cuanto encuentra

en su paso desbocado 

ni el nido del ave recién construido

mueve su corazón de furia milenaria

desgarra ver 

tanta vida destrozada 

al interior de las casas

los cuerpos acurrucados 

bajo las gruesas sábanas 

tiritan

y aguardan sollozantes   

que la ira del viento los alcance

y lance sus tentáculos 

sobre sus frágiles carnes

y sus quebradizos huesos

y su rabia los triture

y su odio los disperse 

vueltos polvo

sobre la faz de otra tierra. 

 

 

ME PREGUNTO

 

Me pregunto qué latitud habitas

y si existen latitudes en ese universo

me pregunto si los seres extraños de la tarde

te revelaron sus rostros

y si el niño del caballito estacionario

fue a tu encuentro

y si le ofrendaste el trofeo

y el cartucho de palomitas de maíz

porque al fin subió y subió el carrusel

que lo remontó al cielo…

me pregunto qué dirección tomaron  

tus pasos de caminante

presto siempre a la partida y al adiós

hacia qué latitud se marcharon las palabras.  

 

 

METAMORFOSIS

 

Fui semilla arrojada al vacío

por un dios ufano que dice

haberme moldeado a su imagen y semejanza

por capricho de los vientos

he venido a caer en esta latitud

ayer geografía inhóspita

hoy poblada de seres

melancólicos y raros que

creen ser lo mejor del continente

al que desconocen e ignoran

seres con los que comparto

lengua tradición bandera

fui semilla  eché raíces

tronco firme

a pesar del embate de los vientos

extendí ramas  vestí follaje 

flores y no pocos frutos

me nutrí con la savia

de árboles de parajes distantes

y vuelvo a mi orilla a beber

los jugos que me reservó la tierra

para ser ya no

árbol flor y fruto

sino pájaro canto y vuelo. 

 

 

NO HAY CABIDA EN ESTA TIERRA YERMA

 

Todos los pájaros no son suficientes 

para celebrar tu vuelo a la región 

más transparente

acógeme en tus alas 

yo aquí

en el desamparo 

busco y no hallo espacio que habitar

las jaulas atraparon mis sueños 

los buitres devoraron mi esperanza

no hay cabida en esta tierra yerma.

 

 

TODO LO OLVIDÓ EL OLVIDO

 

Olvidó su nombre y

todos los nombres

olvidó su historia y 

todas las historias

olvidó el rostro del último amante

del amigo  de la madre

del vecino los parientes 

olvidó el rostro del torturador

y su mano tosca  apretando el gatillo

olvidó los gritos los insultos 

las celdas sin aire 

y el campo pestilente 

todo lo borró 

el olvido

sin miramientos

sin pena  

quedó la memoria limpia

transparente 

piedra virgen  

sobre la que ha de cincelar 

su nuevo cuerpo.

 

 

Margarita Drago nació en Rosario, Argentina. Doctora, catedrática de Lengua y Literatura Hispanoamericana en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, poeta y narradora. Ha participado en congresos, ferias del libro y festivales de poesía en países de América Latina y el Caribe, en Estados Unidos, Canadá y España. Es autora de Fragmentos de la memoria: Recuerdos de una experiencia carcelaria (1975-1980), declarado de interés cultural por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina; de los poemarios: Con la memoria al ras de la garganta; Quedó la puerta abierta; Hijas de los vuelosUn gato de ojos grandes me mira fijamente; Heme aquí; Con la memoria stretta in gola; Sé vuelo; del estudio académico: Sor María de Jesús Tomelín (1579-1637,  concepcionista poblana: La construcción fallida de una santa.  Es coautora con Juana M. Ramos de Tomamos la palabra: mujeres en la guerra civil de El Salvador (1980-1992).   



Compartir

Suscríbete a nuestro boletín