14 Jun 2024

6. POESÍA DE ISLAS CANARIAS. SAMIR DELGADO

-22 Ago 2020

 

Samir Delgado, poeta canario radicado en México, luego de esta publicación de su poesía, inaugurará para Nueva York Poetry Review una serie titulada "Poesía de Islas Canarias". Los invitamos a estar atentos, mes con mes, de esta colaboración especial del ganador del Prix International de Littérature Antonio Machado 2020.

 

ISLA JAZZ TRAVEL

 

LAS olas como un solo de saxo sobre una roca de capricho geológico ubicada en medio del país del agua que es el único lugar del planeta libre de fronteras. Nadie podrá jamás levantar murallas artificiales sobre el espacio fluyente del océano. Y por eso la isla no tiene final gracias al círculo permanente de barcas que vacilan adormiladas en alta mar. Ellas también improvisan el compás sinfónico de su tiempo de vida. Cada mañana los bañistas extranjeros que deshilachan sus calzados de cuero desconocen la historia de cada vereda que cruza hasta el desfiladero de la caleta

 

Allí siempre el sol cuaja una mejilla canela salpicada de pequeños callaos que sobreviven bajo el mismo silencio del millón de lagartijas escabullidas ante el roce mínimo de cada pisada. Con el vértigo de la bajada siempre aparecen algunos surfers coleccionando aventuras trepidantes entre la marejada de yodo marino y el tránsito pedregoso que acumula montañas de botellas plásticas para que el tiempo las derrita muy lentamente. Justo cuando llega el naufragio en seco sobre la playa aparece con exactitud fotográfica el gesto doliente de tabaibas y cardones. También hay una melodía especial en las pisadas que teclean la alfombra de arena mojada. Pero no hay edificios que alambiquen el horizonte, la costa parece un bosque de luz con animales misteriosos danzando libremente al compás de la batería sonora de los siglos

 

Más allá el muelle pesquero luce una pose de vitrina histórica. Las casas blancas atravesadas por el óleo del solajero no tienen fecha de caducidad, al igual que los goces infantiles apelotonados en el reducto natural donde las algas marinas encuentran un momento de paz sólida. Así todo fluye por la boquilla del saxo. Aparecen las primeras gaviotas con sus plumajes de aire fresco revoloteando como los acordes soberanos de un contrabajo magistral. Y el poeta, entonces, cierra su cuaderno para zambullirse en el fondo del agua

 

 

DESIDERATA

 

 El aquí y la lejanía ya no se oponen

YVES BONNEFOY

 

SOL de otra tarde más en casa, sábado de interior, remanso de luz, plenitud íntima que trae el poema como un bastión de la existencia: verse a sí mismo en el papel, un espejo multiplicador de sentidos. De este lado hay un tiempo propio, susurrante y calmo que serena los avatares de la vida cotidiana. Volver a este centro con el pulso renovado, pasan de las seis de la tarde, sol apolíneo en derredor, los destellos de memoria se saben inmaculados desde los bordes del papel. Y volver a casa cada día, a la luz pletórica de la fachada color mostaza, la calle solitaria que lleva al refugio en un proceso diurno de idas y vueltas que se repiten en procesión atea. La llave, más que un artilugio instrumental parece un símbolo, la casa se lleva consigo mismo, a partir de la seguridad de la custodia del metal. Pensar en las horas extrañas que transcurren en su interior, el mundo paralelo que sucede ajeno a la mirada propia. Abrir la puerta con impulso soberano, entrar de nuevo a su caudal de noche, a plena luz de un sueño, interrumpido por la puerta que se abre

 

 

APUNTE SOBRE RACHMANINOV

SINFONÍA NÚMERO 2 MI MENOR OPUS 27    

 

ESTA música es la única puerta a otro tiempo. No está en el vacío, sino que es pura densidad: materia sonora que conduce a estados previos del mundo. Al escuchar la segunda sinfonía de Rachmaninov—la misma partitura que lo alejó de la locura—accedemos a la ruta sensorial de un tren a través de las estepas. Volver a este piano todas las veces posibles durante una vida se acerca a la única forma de trascendencia. También esta música salva la otra cualidad esencial de un estado puro de percepción extraviado entre dos siglos. Y nos acerca al día que pudieron estar los dioses en la tierra

 

 

LANZAROTE, LA ISLA DE SARAMAGO (INÉDITO)

 

Esta isla es tan infinitamente feliz que la sombra del mundo entero cabe dentro de ella sola. El ocaso de sus playas en cada huella de la arena negra recuerda el designio de la lava en la memoria del volcán. El aposento marino a los pies de Saramago ensueña el oleaje con vértigos de alquimia, el ungüento salitroso imanta el verde, su luz de media luna al socaire del tiempo marino atrae para sí los últimos cantos de sirena. Y todo es acantilado en la isla: cuerpo de la palabra que se hizo tierra suspendida en la pausa fluyente del vaho oceánico, sílabas de arena hacia el interior de la república del azul. Afuera el revuelo fugitivo de la gaviota, la mitología propia que se repite en cada nueva página de un atardecer ineludible para el amante cosmopolita. Y precisamente aquí se detuvo el tiempo de los astros, en la isla de Saramago, donde empezó la conquista de los colores

 

 

SAMIR DELGADO (Islas Canarias, 1978). Poeta y crítico de arte. En 2020 recibe el Prix International de Littérature Antonio Machado 2020 de Collioure (Francia) por el libro “La carta de Cambridge”. Participa en festivales internacionales en América Latina, Europa y Estados Unidos. Director del Festival 3 Orillas de literatura en sus diez ediciones y  fundador del Tren de los Poetas. Miembro del proyecto “Leyendo el turismo” junto a Acerina Cruz y David Guijosa. Es autor de libros de poesía como Banana Split (XXIV Premio Emeterio Gutiérrez Albelo), Galaxia Westerdahl (XV Premio Internacional de Poesía Luis Feria), Las geografías circundantes. Tributo a Manuel Millares editado por el Gobierno de Canarias. Recientemente publica Los poemas perdidos de Luis Cernuda (Literatelia, México, 2019) y Jardín seco (Bala perdida, Madrid, 2019) dedicado a la pintura de Fernando Zóbel.  Ha sido galardonado con el XXV Premio Internacional de Poesía Tomás Morales por el poemario “Pintura número 100. César Manrique in memoriam”. Poemas suyos han sido traducidos y publicados en revistas como Aurora Boreal, Círculo de Poesía, Letralia, La Otra, América Invertida y Campos de plumas. Es Licenciado en Filosofía con maestría en Bellas Artes. Actualmente ejerce de profesor en el Instituto de Artes Modernas de Durango (México) y dirige el blog Purpuraria.

 



Compartir