24 Sep 2021

56. POESÍA ARGENTINA. HERNÁN VERA ÁLVAREZ

-12 Sep 2020

 

NUESTRA FORMA DE VIDA

 

Diego vive en el mierdero

entre cartones de Coca Cola

fumando pasta base

es una esquina de Buenos Aires.

Muchos años atrás

fuimos buenos conocidos.

Era el hijo de un padre viejo

y una madre tardía.

Uno

de una familia desangelada

en tiempos canallas.

 

Cerca de una vía muerta

por el Bajo,

éramos adolescentes

nos drogábamos

y era nuestra forma de vida.

 

Se reía con ellos

los más grandes

la ladilla.

 

 

 

El padre murió pronto

la madre se juntó con un remisero

y Diego se sintió más solo

en una calle infinita

de noche

para los que jamás duermen.

 

 

Éramos adolescentes

nos drogábamos

y era nuestra forma de vida.

 

Alguna vez en la bailanta

de las estrellas de tres puntas

bailábamos y era una felicidad

la pista con esas muchachas dominicanas;

“argentino”, decía, “Diego como Maradona”

y reía con el alcohol perforando la sangre

y la música de cumbia triste.

 

Tiempo después

en nuestra historia

entra Ella

así con mayúsculas. Tenía nombre

pero no lo voy a decir. No puedo. Hace años murió de HIV.

Solo:

Cabellos Rubios Boca Ancha Dos Tatuajes

Uno Con Mi Nombre

El Otro Con Una Canción De Los Stones.

 

Ella fue la locura para Diego.

Se picaban cocaína en las venas de los pies

para que no quedaran marcas a la vista de los demás.

Diego y Ella

viviendo - muriendo su amor en Buenos Aires

cuando estaba repleto de infames

y en el patio trasero se cocinaba un crimen popular.

 

Éramos adolescentes

nos drogábamos

y era nuestra forma de vida.

 

Fueron los ’90, y eso ahora recuerdo

mientras por YouTube

pasan una horrible charla TED.

 

Inédito

 

 

LOS MUCHACHOS VENEZOLANOS

 

Esos muchachos venezolanos

que vagan con caderas ajustadas

y labios desaforados por la noche

se meten en baños públicos,

en casas abandonadas,

en los basurales,

esperando, esperando.

 

Esos muchachos venezolanos

con tacos como estiletes dorados

como flores pisoteadas en el mar

con una bella tristeza de clorhidrato

le piden a un Dios con chancros.

 

Esos muchachos venezolanos

de largas cabelleras negras

en la madrugada espuria

donde cuelga aquella luna

de bola de espejos

en la gran pista de baile

                                   que es Caracas

Yo

si alguna vez…

 

Inédito

 

 

UN ÚLTIMO RECADO

 

Cuando ya no me quieras

Cuando los amigos no respondan

Cuando nadie me de techo

Un dólar

Una palabra (Que sane por unos minutos el dolor)

Cuando el sexo no sea suficiente para llenar el vacío

Ni la comida

Ni la risa

Ni el odio

Ni la ternura

Ni el trabajo

Ni los hijos

Ni la familia

Ni las nubes con estelas.

 

 

 

Cuando todo sea una transacción

Cuando el amor dure lo acumulado en tu cuenta

bancaria

Cuando las religiones no te den consuelo

Como las drogas

Estarás muerto.

 

 

Muerto.

Muerto.

 

Y nadie irá a tu entierro

 

Y los gusanos te comerán

Tu carne podrida

Pero finalmente

Volverás

Y serás una flor

Una begonia

Una manta

Una madreselva.

 

 

Y te darás cuenta:

Que dejaste

Aquello que sabías

Que dejarías:

Te fuiste de este mundo

No sin antes regalar

algo de poesía.

 

De Los románticos eléctricos, Sudaquia, 2020

 

 

Hernán Vera Álvarez, a veces simplemente Vera, nació en Buenos Aires en 1977. Es escritor, dibujante y editor. Realizó estudios de literatura en FIU (Florida International University). Imparte talleres de escritura creativa en distintas instituciones, entre ellas, el Koubek Center del Miami Dade College. Ha publicado Los románticos eléctricos, La librería del mal salvaje (Florida Book Award), Grand Nocturno, Una extraña felicidad (llamada América) y ¡La gente no puede vivir sin problemas! Es editor-at-large de Suburbano ediciones. Es editor de Escritorxs Salvajes (2019), Miami (Un)plugged (2016) y Viaje One Way (2014). Vivió ocho años como un ilegal en los Estados Unidos donde trabajó en un astillero, en la cocina de un cabaret, en algunas discotecas, en la construcción.

 



Compartir