18 Ene 2021

64. POESÍA PANAMEÑA. DORA PÉREZ DE ZÁRATE (EDA NELA)

-22 Sep 2020

 

ROMANCERO

 

Entre los cuatros caminos

me dijo que se casaba;

mi voz se decapitó

en una alegría de plata.

El limpio azul de los cielos

se me hizo un río de nácar;

yo navegaba en él

en un ensueño de alba.

Moneditas de oro líquido

me fueron sus palabras…

por mis venas adentro

sonaban cinco campanas…

 

 

GRANADAS

 

Inquieta, golosa,

partí la granada:

saltaron a chorros

sus perlas rosadas...

 

La llevé a mi boca

glotona y salvaje

y empapé mis labios

en su jugo dulce

de color

de sangre...

 

¡Si me hubieras visto

con la boca

roja,

llena de jugo

como fruta

rara...!

 

Yo dejé a mis labios

su sabor de grana

pa que fuesen tuyos...

¡pa que los besaras...!

pero no viniste

cuando te esperaba...

¡Ya sabrán a frutas!

¡pero no a granadas!

 

A la fuente pura

y a las ondas claras

le dejó mi boca

su sabor de grana.

 

 

MORENITA

 

Morenita, anda,

toma tu canasta

que el sol asoma…

 

Morenita, anda…

Te está esperando la playa…

 

A la buena, ¡Morenita buena!

Te esperan manos de ansia.

 

¡Entre las rocas duras

están las charcas;

ante tus ojos tristes

los camarones saltan!

 

Morenita buena

llena tu canasta;

tu madre espera

llena de ansia.

 

 

ROMANCE DE LA PENA

 

¡Que no quiero decirla…!

¡que no quiero cantarla…!

¡que siempre serán pobres…!

¡tan pobres mis palabras…!

 

Se ha ido toda mi sangre

y en mis venas hay agua…

Luna que así me ves

ya no conozco tu nácar…

 

¿Qué ojos serán mis ojos?

¡se han cegado en el alma!

Esta noche veré

nacer la madrugada…

 

¡Heraldos de la aurora,

luces de la mañana…!

¡luces que no podrán

matar esta pena amarga…!

 

 

MAR

 

Las rocas están negras,

las rocas están blancas,

las rocas están verdes

de algas.

 

Las charquitas son azules,

las charquitas son doradas;

las charquitas están lilas

en las tardes moradas.

 

Ya están los caracoles

y las conchitas de plata,

las sardinas azules

y las algas rosadas.

 

YO FUI A LLORAR MI PENA

A LA ORILLA DEL MAR

 

 

Mis lágrimas saladitas

¡qué amarga hicieron la mar!

 

La tarde se puso triste,

¡qué triste fue su cantar…!

 

El sol se deshizo en sangre

así que me vio llorar.

 

La sangre de sol chorreaba

sobre las aguas del mar.

 

La noche se vino encima

con su negruzco cendal…

 

¡Qué rara fue su canción

cuando me quiso cantar…!

 

Yo fui a llorar a la brisa

por mi pena y por mi mal.

 

La luna se hizo una lágrima,

lágrima de luna y sal.

 

¡En la cara de la noche

una herida blanca hay!

 

¡Qué pena lunada muere

sobre la agüita del mar!

 

 

YO HE SOÑADO

 

Yo he soñado con esto.

No desbarates el sueño:

que quien desbarata

un sueño,

las manos, después,

le sangran. 

 

No me falles, marinero

que nos está convidando

el puerto!

 

 

DEL TAMBORITO, UNA FLOR

 

Del tamborito

una flor

prendida

en la madrugada!

 

Del tamborito

una flor

que se deslíe

con el alba!

 

Del tamborito

la flor

entre manos

nacaradas. . .

 

Del tamborito,

una flor

con sabor

de alma rasgada. . .

 

Rasgada

de noche y luna

para llamar

la alborada.

 

 

Dora Pérez de Zárate (Eda Nela) nació en la ciudad de Panamá el año de 1912. Poeta, dramaturga y folcloróloga. Fue  Maestra Normal y Profesora de Castellano, y practicó la docencia, en todos sus niveles.  Se incorporó temprano a la actividad literaria, escribió poesía y teatro, para dedicarse luego, en compañía de su esposo, Manuel Fernando Zárate, al estudio de nuestro folklore literario y musical. Obras: Parábola, 1947; La Fuga de Blanca Nieves, 1950. Referencias: Miró, Rodrigo: «Las mujeres en la poesía panameña», en Teoría de la Patria, 1947; Del Saz, Agustín: Nueva Poesía Panameña; García S., Ismael: Medio Siglo de Poesía Panameña. Murió en la ciudad de Panamá en el año 2001. 



Compartir

Comentar


Suscríbete a nuestro boletín