24 Sep 2021

191. POESÍA PERUANA. LINDA MORALES CABALLERO. NUEVA YORK POETRY PRESS. COLECCIÓN MUSEO SALVAJE

-07 Mar 2021

 

ARS POETICA

 

Cada cuchillo 

multiplica

sus bendiciones.

 

Los límites

me atraviesan

con pulsos

que aceleran

mi mecánica.

 

Cada epíteto disonante

replica átono

la magia.

 

Enrizada en su dinámica

llega del infinito

la voz pausada,

el calor herido,

la nostalgia maga.

 

Emulsionada,

una sonata 

rueda por mi piel

la música 

de su canto,

y es su sonido perfecto,

manifiesta materia

intentando

penetrar la mía 

para hacerme 

epicentro de su risa.

 

Sin saber cómo,

desde lo más profundo,

donde no hay palabras,

me sube tersa

una fogata.

 

 

NAVEGANTE

La mujer que lee 

derramada por mi cuerpo, 

saliva un rojo elaborado

de preguntas crudas 

que le nacen de las manos.

 

Urgente esponja ávida 

busca respuestas

que le planchen 

la pelusa nostálgica del llanto.

 

No tengo respuestas que sacien su esencia,

sólo la empujo por el camino del relámpago,

sólo la llevo debajo de la piel.

 

 

BOSQUE

 

En el bosque de la muerte 

se ha hecho invierno, 

algunas veces.

 

Las ramas y los gnomos

me han palpado el alma 

y hallado prematura,

aún verde.

 

Lamida por un quejumbroso sol

me he detenido en su quizás,

paso húmedo de sombra,

canción de agua por la boca,

desvarío y espuma de las horas,

ambivalente verdad.

 

 

LO QUE MIRÁBAMOS

Ya tienes tus poemas,

tus suturas 

embadurnadas con la brea 

de tus alas.

 

¿A qué más querías que supiera

tu recuerdo?

¿Por qué siempre se recuperan

tesoros de los naufragios?

 

¿Por qué siempre pesa más la esperanza

aunque ahora sólo sirva para sentir tu peso

sobre las cosas que mirábamos?

 

 

EL TIEMPO

 

¡Qué juego renovado!

¡Qué astilla somnolienta,

qué sabor a estreno atrapado 

a la vuelta!

 

El cuerpo, termómetro de vertebras

en cada paso hacia adelante,

me promete más tus brazos.

 

Dueño de mi candor, 

ensueño en carne viva,

risa pura

y sin vergüenza

de gritar la felicidad

bulléndote

en el Cristo clavado

a tus estigmas.

 

Junto a ti,

cómo no ser vida

aunque estuviera muerta.

 

 

KINTSUGI 

Por la noche azul

y masticando 

un intrincado miedo

la vi enyesando un sueño.

 

Sumergida en la música

pasé entera

y le dio ira 

mi despreocupada esencia.

 

Las fotos

extrañaron en su copa 

la destreza aprendida

para ser muñeca.

 

Confundida, intenté 

comprenderla

pero me mostró sus averiadas 

perspectivas huecas.

 

Arponeado mi cariño, 

no quise

entender su oquedad,

entonces, deletreada

de tristezas,

suturé al personaje 

acorazada de poemas.

 

 

SONIDO

 

Mis nervios suenan

irrepetible música 

conmovedora,

melodía del Creador 

sobre mis arpas.

 

¿Cuántas armonías

temblarán prendidas

a mis entrañas? 

 

¿Cuántos ritmos 

escuchan 

mis gatos y mis plantas

o quizás ven, 

aquellos que me aman?

 

Ahora sé que no alucino

cuando reconozco en mí tu voz.

 

 

GATO

 

Sabía que tenía 

caballitos de mar y delfines,

pero no sospechaba

al gato

inteligente y quieto

agazapado en los iliacos.

 

Lo descubrió de casualidad

en el marco de una emergencia,

mientras un acento

británico le explicaba

las rarezas de sus ingredientes,

la luz oculta 

de sus marcas.

 

Como a un tesoro

recibió en las manos

sus adentros 

para compartir su fecunda 

profundidad magnificada 

por la lupa de la lágrima,

con el calibre curtido del alma.

 

 

Linda Morales Caballero (Lima, Perú). Es escritora, periodista y profesora graduada Cum Laude de Hunter College, Nueva York. Licenciada en Literatura Hispánica, Medios de la Comunicación y Máster en Literatura Hispánica. Ha trabajado para CUNY, el Departamento de Educación y Naciones Unidas. Fue corresponsal de El Comercio y colaboradora de Caretas de Lima, Perú, crítica literaria para Tribes.org. Poesía: Desde el umbralPoemas vivosEncantamiento, Collage, Poemas del amor cruelEl rumor de las cosas. Narrativa: El libro de los enigmas, ha dado pie a obra de teatro, cortometraje y monólogos en USA y España. Su trabajo aparece en antologías en diversos países e idiomas. Ha sido invitada a Ferias del Libro y Festivales en Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, Egipto, El Salvador, México y USA.



Compartir