15 Abr 2021

213. POESÍA VENEZOLANA. ELEONORA REQUENA

-20 Mar 2021

 

COMO DESPRENDERSE DEL MADERO EN MEDIO DEL NAUFRAGIO

el grano defectuoso que sale a flote   la piedra que rompe el diente

sobrenadas en el agua   entras en el sueño como en una ciénaga

reptas en el fondo limoso   boqueas en la orilla arcillosa

dormitas en la playa

como tragar el grano

la piedra

la pastilla de cal en la madrugada

la astillada calma

la palabra que silencia

en el centro del caudal

la tabla

 

 

A LO AUSENTE SE LE FORJAN LAS ORILLAS DEL LADO DE LAS LETRAS

el otro es hueco   inconsistente

lo ausente no tiene piel ni hueso tampoco tiene adentro  

lo llamamos y nada responde   darle nombres pone ungüentos sobre el vértigo

se le redondean los bordes   algo de sentido asoma cuando lo bruñimos

algunos objetos son presencias vicariales

nos cuesta recordar un olor sin tener otro para contrastarlo

una flor marchita entre las páginas de un libro de otro tiempo

solo conserva una parte imprecisa de su aroma

el resto es la nada acicalada   un bulbo de deseos aplastados

el matiz que hace rugoso lo que ya no está   sin lugar   sin voz

solo en el olvido tiene rostro

 

 

DÍAS ENCOFRADOS, DE SOLO VERTER EN ELLOS LAS POCAS PALABRAS, habrá alguno cuando ya no hinque tanta tirantez contra las tablas, si el habla sirviera, si brotaran las burbujas en el colado antes de que fragüe y selle, argüir salidas, por ejemplo, un lagrimón a solas, una rebelión de frases sueltas, la astucia de callar lo obvio

 

 

SORTEAR LOS TEMBLORES DE LA SOGA TENSADA, agarrando con firmeza la vara larga con contrapesos en los extremos, dar pasitos timoratos, bambolearse al ritmo del viento cruzado, avanzar sobre los días con esas mallas ajustadísimas al cuerpo, saber de las tomas desde los lados, donde están sujetos los extremos del alambre; ese episodio se repite cada día, ejecutar la danza de los temblores entre el cielo, demasiado alto, y el suelo, demasiado hondo, apenas suspendida, así es el equilibrio y así bebo

 

 

Eleonora Requena nació en Caracas. Es poeta y docente. Autora de siete poemarios. Su trabajo está incluido y/o reseñado en diversas antologías de poesía, entre ellas Rasgos comunes. Antología de la poesía venezolana del siglo XX, Madrid, Pre-Textos, 2019. Nubes, Poesía Hispanoamericana, Madrid, Pre-Textos, 2019., Las Palabras necesarias, muestra antológica de poesía venezolana del S.XX, LOM, Santiago de Chile, 2010. El Hilo de la voz, antología crítica de escritoras venezolanas del S.XX, Caracas, Angria, 2003. Obtuvo el Premio de la V Bienal Latinoamericana de Poesía José Rafael Pocaterra (2000) y el Premio Italia 2007 para la Poesía, certamen “Mediterráneo y Caribe”, auspiciado por el Instituto Italiano de Cultura de Venezuela y el Centro de Poesía Contemporánea de la Universidad de Boloña. Reside en Buenos Aires.

 



Compartir