21 Ene 2022

342. POESÍA ECUATORIANA. MARÍA AVEIGA

-22 Nov 2021

 

SOFÍA

 

La sangre tibia de los descubrimientos

invade tu boca.

Yodo el riesgo. Azúcar la caza.

Absorbes de la tierra el limo y las horas

Tu cuerpo es un río nuevo.

Orillas, invades, luego duermes.

En cada revelación muere una estrella

aflora otra.

El fuego que consumes marca mi rostro

y el tuyo adquiere la certeza

del agua y las lobas.

Miénteme, no importa.

Observaremos la ciudad

y esa sustancia que rodea los cuerpos y

las palabras

hasta convertirnos en dilución

desaparecerá por un instante.

 

Ven, caminemos.

 

Inédito (2018)

 

 

CRUZ ROSADA

 

He fotografiado las lápidas y los nuevos nombres no están. Yacen soterrados bajo este cielo nocivo y brillante. ¿Por qué insistimos en edificar la casa aquí? Llegaron con su olor a gasolina y metal, traían la cabeza degollada de la madre para que la miraran y mirara. Niñas abiertas en dos. Alambre de púas en  la lengua, donde antes oscilaban los pájaros. Niños capturados  para hacerlos a su semejanza. En segundos el pequeño reino se desplomó hasta ser exhalación, densidad, arena. El hijo de alguien carga una cruz rosada. Le pregunto ¿qué haces? Quiero lanzarla al mar,  olvidar.

 

Inédito (2018)

 

 

MAR

 

I

late desnudo de sextantes

abisales voces tientan, se alejan

mareas, sosiego

aún cuando los planetas invadan la noche

y el sol inmóvil pretenda caer

 

II

se dragan tumultos de sombras

tiempo adherido a la carne

respiro su flor de humo

el incendio

que agostó las promesas

 

De Antología personal (2020)

 

NEW YORK

 

Sí, la recuerdo, geisha devastada inyectándome su secreto. Cabellera íntima en mi noche sin el amante que acaba de partir. Caminamos por el viñedo donde el antiguo néctar no se petrifica.

Tras el dosel el puerto indiscutible se levanta.

 

De Antología persona (2020)

 

MANAKARA

 

Su carne gastada y ávida conserva nautilus y algas rojas. Más sabia mi sombra en ella. Manakara. Bon jour madame. Es el mismo muelle abrazado de casas, animales que invernan oscuros y eternos. Una adolescente ensaya la muerte de alguien. Otra, mutilada por la ausencia compone graznidos, historias, cartas. Bon jour madame. Insiste. Me desconoce. Ha guardado mi rostro sin envejecer. Manakara corre sin medida tras la sirena de un barco náufrago en mi sombra.

 

De Antología persona (2020)

 

 

María Aveiga del Pino (Ecuador, 1964). Escritora, antropóloga y empresaria. Residió en Zimbabwe, Madagascar, Honduras y El Salvador. Ha publicado los poemarios: Bajo qué carne nos madura (Mantis, ed. 1990), Oc (Abrapalabra, 1993), Puerto Cayo (Eskeletra, 2000). El libro de narrativa Cuentos populares y mitos indígenas del Ecuador (Olañeta/Librimundi, 2003). El estudio etnográfico La Pasión de Jesús. Alangasí, (Premio Ministerio de Cultura del Ecuador 2012). La antología Poemas, (La Cabra, México, 2013). Deseo y Tierra, Colección 2alas. (El Ángel Editor, Quito, 2013). Personal Anthology (Valparaíso USA, 2019).

 



Compartir