27 Nov 2022

137. POESÍA ESTADOUNIDENSE. GEORGE WALLACE

-04 Abr 2022

 

 

CHOPPING WOOD HAULING WATER

lying awake 2 am dead awake 2am alone staring out into

the nothingness of the city from a third floor window there’s

shouting in the street a car speeds up an ambulance breaks

night into terrible prisms of fear and desolation  -- if I could

see in the dark I could look past all that! yes i could see stars

planets oceans forests mountains rising the horizon moving –

the whole of nature in its eternal glory I could see santa cruz

traverse city the blue mines of colorado and las vegas Nevada

crumbling back into the see I could see the bark canoes and

hummingbirds I could see the ghosts of john muir and paul

bunyan arguing over the utility of earth next to a productive

fishing hole full of catfish and frogs – in the divine afternoon

of holy union with nature I could see an old hippy in a t-shirt

and a 3 month beard outside a cabin in woodstock ny chopping

wood hauling water from a trout stream otherwise drunk from

by raccoon deer and brown bear

 

 

CORTA LEÑA, ACARREA AGUA

acostado, pero despierto a las 2 a.m.

muerto, pero despierto a las 2 a.m.

tan sólo miro hacia la nadería de la ciudad

desde la ventana del tercer piso

en la calle hay gritos, un auto acelera

rompe la noche una ambulancia en

terribles prismas de miedo y desolación

si pudiera ver en la oscuridad,

¡podría mirar más allá de todo esto!

y sí, logro ver estrellas, planetas, océanos, bosques

montañas que se elevan en el horizonte palpitante

la naturaleza toda en su gloria eterna

veo a Santa Cruz atravesar la ciudad

las minas azules de Colorado y las Vegas

otra vez Nevada se desmorona en el mar

logro ver las canoas de corteza y los colibríes

también los fantasmas de John Muir y Paul Bunyan

que discuten sobre la utilidad de la tierra

junto a un pozo de pesca lleno de bagres y ranas

ya es de tarde y en santa unión con la naturaleza

veo a un viejo jipi con una barba de tres meses

fuera de su cabaña en Woodstock, Nueva York

corta leña y acarrea agua de un arroyo de truchas

en que beberían el ciervo, el mapache y el oso pardo

 

 

EARTH KEEP SINGING TO ME

resurrection is a gift to the young, and of the young, there is a man inside a man, a young man of thirty-two or thirty-three wearing a lavender tee and a dog tag chain, and i am that man, and i am not done with this thing yet, roll away the rock! you cannot kill the man inside the man, what you think will kill a man only makes him stronger;

 and i am a thug a feline a warrior a lover, i am a creature of nature I land on all fours and am with you and born again, surge of sex, quick swing of an ax that cleaves wood, a male in full song and this scar on my neck is a proud wound of mine, and this constant flow of fresh blood engulfs me, i am pierced and that sweet hiss which follows dissipation is my mating song;

 inside or outside a man’s body it is all the same, sweat or sway a man is an idea of a man, death is reprieve and renewal, spring will return and the season flow, and there is a woman who walks inside a man, any man who knows anything worth knowing knows this, even as he walks to his own rhythm, roll away the rock get ready for the resurrection;

 and rising through the marsh and meadow in search of a mate is a spring bird, and i am that bird, talkative, living, alive, and i have landed in the meadow and have a tale to tell, and i am waiting in the marsh, i am the redwinged blackbird’s sweet towhee and sung in many a fourth month, the last snow falling is a songbird in the budding bush;

 i have been moved by and i move the world, roll away the rock (which is society with its protections and its rules) O !

 i fly away and i return, the mist of the world-soul is my spring and my mist, and spring returns, and i return.

 life’s no ending, winter holds no dominion, resurrection is a gift to the young and of them, earth keep singing to me.

 

 

LA TIERRA AÚN CANTA PARA MÍ

la resurrección es un regalo para los jóvenes, y de los jóvenes. Hay un hombre dentro de un hombre, un joven de treinta y dos o treinta y tres años que usa un suéter color lavanda y una cadena con la placa de identificación; yo soy ese hombre, y aún no termino con esto, ¡quita la piedra! no puedes matar al hombre dentro del hombre. Lo que crees que matará a un hombre sólo lo hará más fuerte

y yo soy un matón, un felino, un guerrero, un amante. Soy una criatura de la naturaleza, aterrizo en cuatro patas y cuando estoy contigo renazco en una oleada de sexo, en el rápido balanceo de un hacha que corta madera. Soy un macho en pleno canto y esta cicatriz en mi cuello es una orgullosa herida mía, y este flujo constante de sangre fresca me envuelve. Estoy traspasado y ese dulce silbido que sigue a la disipación es mi canción de apareamiento

dentro o fuera del cuerpo de un hombre todo es igual, el sudor o la influencia de un hombre es una idea de un hombre. La muerte es alivio y renovación, la primavera vendrá y la estación fluirá. Hay una mujer que camina dentro de un hombre y cualquier hombre que sabe todo lo que valga la pena saber lo sabe, incluso mientras camina a su propio ritmo, y retira la piedra y se dispone a resucitar

entonces, al elevarse por el pantano y el prado en busca de un compañero, hay un pájaro de primavera, y yo soy ese pájaro, vivo, parlanchín, que aterriza en el prado con una historia que contar. Todavía aguardo en el pantano, soy el dulce Towhee del mirlo de las rojas alas, canto en sumas de cuatro meses. La última nieve que cae es un pájaro cantor que se cierne en el arbusto

 me ha movido y muevo el mundo, quito la roca (la sociedad y los sistemas) ¡oh!

vuelo lejos y regreso, la niebla del alma del mundo es mi primavera y mi niebla, y la primavera regresa y yo regreso

la vida no tiene fin, el invierno no domina, la resurrección es un regalo para los jóvenes, y de los jóvenes, la tierra sigue cantando

 

 

RED POPPIES AND ALL THE WHITE CAMOMILE

In other times this river has

Risen up to rob a man and

Steal his furniture,

To swallow him whole,

But this morning Spring’s

Not like that, there’s

sunshine across the

Rooftops a gentle rain

Falling at eleven and

Some of the men are

Wandering among the

Red poppies and white

Camomile and drinking

Rakia under the

Thracian oaks --

Green lizards in

The grassy green

Barley fields and

The river rising up

To greet them

With a song

In its throat,

Like a horse

That comes to

Pasture’s edge

To eat sugar from

His Master’s Hand

And the monks in the mountains

And woodcutters, sharpening

The dull blades of winter,

Wild lavender on the river banks

And all the white camomile.

 

 

LA ROJA AMAPOLA Y TODA LA MANZANILLA BLANCA

en otras ocasiones, este río se ha crecido

para usurpar a un hombre y robar sus muebles

para engullirlo entero; pero esta mañana de primavera

no es así… hay sol en los tejados, una apacible lluvia cae

a las once, algunos hombres vagan entre las amapolas

rojas y la manzanilla blanca, y Rakia bebe junto a los robles

hay verdes lagartos en los verdes campos de verdes cebadas

el río se crece para recibirlos con una canción

en su garganta, como un caballo que llega al borde

de los pastos para comer miel de la Mano del Maestro

y los monjes en las montañas y los leñadores

afilan las hojas desafiladas del invierno, la salvaje lavanda

en las orillas del río y toda la manzanilla blanca

 

 

GRAZING LIKE CATTLE BETWEEN SPECKLED GRASS AND SKY

There was a name for this thing once, when it began, a word like patience, a word like silence, but not the sleeping kind, not empty-hearted unkind or alone, a name like rattlesnake, cactus, trance, divine, a word from which all language comes, like love -- in the beginning I mean, not only human language but language of animals, language of gestures and shapes, language like shadow of wing, like fist or claw, a language we used for god before there was a god, a word we will use for god after god is over, a syllable or a sound, a name like echo which is another name for wind

 And there was another name for this, when it began, a word like selfish, a word like appetite, a word like fear and the slick spread thick on the tongues of the lugubrious, a dull word harsh to the ear, harsh as helmets, hard and cruel, knowing, crafty but dull as a boot, the wrong end of the stick, a busted broad axe and at the heart of this thing, where it was written in blood, where it was cut from the mouth of a woman and baked into tablet clay, it rang in our ears until there was a plainness everywhere, plain as a poison apple, a poison you can’t resist that can cure nothing and cannot be cured by prayer 

And now this solemn, this sanctimonious, and now this heartless grace -- this duality!

And mankind sticking to the skin when touched, and mankind burning the palms of the hand, and the word for justice no better than strappado and rack and the word for mercy no better than a spike thrust into the side of a crucified man.

Que gacho, the wound is still bleeding.

que gacho, another nation is in exile –

Grazing like cattle between speckled grass and sky.

 

 

PASTANDO COMO GANADO ENTRE LA YERBA Y EL CIELO

hubo un nombre para esto una vez, cuando comenzó, una palabra como paciencia o silencio, pero no el tipo de nombre adormecido, tampoco de corazón vacío, solitario o cruel, un nombre como serpiente de cascabel, cactus, fascinación, divinidad; una palabra de donde viene todo el lenguaje, como el amor, al principio. Y me refiero no sólo al lenguaje humano, sino, también, al lenguaje de los animales, al lenguaje de los gestos y formas; como la sombra de un ala, como el puño o la garra. Un lenguaje que usábamos para dirigirnos a un Dios que era Dios, una palabra que usaríamos para Dios luego de que Dios termine; una sílaba o un sonido, un nombre como eco que es otro nombre para el viento

y hubo otro nombre para esto, cuando inició, una palabra como egoísta o apetito, una palabra como miedo, y la mancha se extendió por la lengua de los lúgubres. Una palabra sorda y áspera al oído, dura como los cascos, dura y cruel; elocuente, astuta, pero aburrida como una bota, como el extremo equivocado del palo y el hacha rota. En el corazón de esta cosa donde se escribía con sangre, y fue cortado de la boca de una mujer y horneada sobre la arcilla, sonó a nuestros oídos hasta que la claridad invadió todo: simple como una manzana venenosa; un veneno irresistible que no puede curar nada y tampoco se puede curar con la oración

y ahora esta solemne y santurrona gracia, esta gracia despiadada, ¡esta dualidad!

y la humanidad se adhiere a la piel cuando se toca, y la humanidad se quema las palmas de las manos, y la palabra de justicia no es mejor que tortura y potro. Y la palabra de misericordia no es mejor que una púa clavada en el costado de un hombre crucificado

qué gacho, la herida todavía sangra

qué gacho, otra nación en exilio

 

pastando como ganado entre la yerba y el cielo

 

 Traducción al español María Del Castillo Sucerquia

 

George Wallace (Nueva York). Poeta y difusor de poesía. Es autor de 36 libros de narrativa y poesía, publicados en Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Macedonia e India. Durante mucho tiempo viajó internacionalmente para actuar, dirigir talleres de escritura y dar conferencias sobre temas literarios. Enseña escritura en Pace University (NYC) y en Westchester Community College. Su trabajo se recopila en la Colección de Secciones Especiales, Instituto de Estudios LI de la Universidad de Hofstra. Es editor de Poetrybay.com, coeditor de Great Weather for Media y editor de Long Island Quarterly y Walt’s Corner, una columna de poesía semanal en The Long Islander, un periódico comunitario fundado por Walt Whitman en 1838.

María Del Castillo Sucerquia (Colombia). Poeta y traductora, directora del foro literario y revista Read Carpet. Estudiante de idioma hebreo. Ha participado en encuentros literaros nacionales e internacionales, y algunos de sus poemas han sido traducidos a más de 7 idiomas.

 



Compartir